Reforma a Infonavit y Fovissste: ¿Qué cambiaría?

La ley de las instituciones que otorgan apoyo y financiamiento para adquirir vivienda a los trabajadores desde 1972, Infonavit y Fovissste, podría ser reformada. ¿Quieres saber en qué consisten los posibles cambios? Aquí te contamos

México, 27 de octubre de 2020- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó ante la Cámara de Diputados una iniciativa, mediante la cual, la normativa de los créditos de Infonavit y Fovissste se vuelve más flexible. La reforma está en análisis, y, mientras tanto, las opiniones se han dividido.

Estas son las principales modificaciones que se realizarían de ser aprobada:

  1. Acceso a un crédito sin ser trabajador activo

Con la posible reforma, una persona podrá utilizar el ahorro de su subcuenta de vivienda y solicitar un financiamiento, aunque no sea empleado activo en ese momento. Bastará con que, en algún momento, haya estado inscrito, para ser considerado derechohabiente y hacer uso de estos beneficios.

  1. Otorgamiento de recursos sin intermediarios

Actualmente, estos institutos llevan a cabo la transacción de manera directa con las constructoras o entidad receptora, por lo que el trabajador nunca recibe el dinero en sus manos.

Según la propuesta del Ejecutivo Federal, los recursos podrían ser transferidos directamente al asalariado, quien tendrá que administrarlos y dirigirlos a la adquisición de una vivienda. Cabe señalar, que el monto deberá ser usado única y exclusivamente para este fin, lo que será vigilado por estas instituciones.

Con este punto, lo que se busca es darle una mayor libertad al derechohabiente, y permitirle que busque la alternativa más provechosa para la construcción o compra de su propiedad.

  1. Créditos subsecuentes

Con esta reforma, sería posible que el trabajador tramite tantos créditos como decida, siempre y cuando haya terminado de pagar el anterior en tiempo y forma.

  1. Compra de terreno

Infonavit y Fovissste brindan facilidades para comprar vivienda nueva o usada, para remodelar y ampliar el hogar propio y construir en suelo propio, sin embargo, no permiten que el derechohabiente adquiera un terreno. Con la presente reforma, se abriría la posibilidad al trabajador de comprar tierra con su crédito, para que, posteriormente, pueda edificar ahí su espacio habitacional. En este caso, los institutos estarán encargados de verificar que el espacio sea realmente usado para fines residenciales.

Otro beneficio podría ser el uso del monto ahorrado en la subcuenta de vivienda como garantía para adquirir un crédito para compra de terreno con otra institución financiera.

  1. Traslado de crédito hipotecario

Con las modificaciones propuestas, se haría posible que un derechohabiente cambie su crédito, adquirido con un banco, al Infonavit o el Fovissste, en caso de que esto le beneficie más. Al día de hoy, solo es posible trasladar los créditos de una institución bancaria a otra.

La opinión de los expertos

De acuerdo con el Presidente de la República, la finalidad de estos cambios es la inclusión y la conveniencia del trabajador; otorgarle más armas para que pueda escoger el mejor hogar para él y su familia, ya que con las condiciones que hoy día se tienen, las inmobiliarias ofrecen casas muy pequeñas a precios muy elevados. Sin embargo, los expertos consideran que esta apertura puede implicar una serie de riesgos.

Por ejemplo, el vicepresidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, Pedro Fernández Martínez, recalcó la necesidad de no hacer a un lado a los profesionales del sector, pues son ellos quienes realmente pueden brindar certeza al trabajador, con construcciones de calidad y bajo condiciones claras, evitando los fraudes.

Otra situación que preocupa es el manejo de los recursos, pues se teme que, al entregarse directamente al derechohabiente, este pueda mal-emplearlos.

 “No permite garantizar el uso correcto de los recursos para la vivienda, especialmente en el caso de la autoproducción. En ausencia de reglas claras y controles bien definidos, se puede propiciar una utilización inadecuada de los recursos del Fondo Nacional de Vivienda y del Fovissste”, se lee en un análisis realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad.

Los recursos de ambas instituciones ascienden a los 1.878 billones de pesos, 27 veces más dinero que el recuperado con la extinción de los fideicomisos. Dada la cuantiosa suma que esto representa, especialistas señalan que, antes de aprobarse o no estas reformas, se deberá presentar una proyección financiera minuciosa, para verificar que estos cambios no vayan en detrimento de los institutos mencionados o la economía mexicana en general, a largo plazo.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on google
Google+

Te puede interesar

Noticias
Diana

Smart Cities

El futuro para el desarrollo inmobiliario En tiempos pasados hablar de futuro o simplemente mencionarlo

Leer Artículo

0